Alimentos ecológicos de invierno

Nueces y castañas ecológicas

Son frutos de invierno y de carácter muy navideño. Aunque la recolección de ambos suele empezar a finales de septiembre y bien entrado octubre su consumo se prolonga durante toda la navidad.

Tanto nogales como castaños, y también la encina, son árboles muy codiciados por sus frutos y su madera con un color característico.

Son árboles que empiezan a producir frutos, 20 años después de la germinación, como término medio, con lo que la inversión es bastante a largo plazo.

En la mayoría de los casos son frutos silvestres e intergeneracionales que nada o muy poco tiene que ver con el cultivo y la producción en intensiva.

Nos haría pensar que cuando menos son productos naturales y muy cercanos a la definición de ecológico.

Naranjas y cítricos

Alimentos ecológicos invierno

Alimentos ecológicos invierno

Son también frutas de invierno, de gran consumo en proporción al frío y las bajas temperaturas y sin embargo no están tan asociadas a la festividad navideña. Han sufrido una transformación genética que nada tiene que ver con la producción ecológica y/o natural.

Se puede conseguir fruta ecológica, naranjas y otras, aunque cada vez es más difícil y caro.

Pescado y marisco ecológico

Es difícil, no solo controlar la producción con origen en piscifactorías sino también poblaciones sobreexplotadas.

Podemos tener la certeza de que el origen es pesca salvaje aplicando el certificado estándar MSC (Marine Stwership Council) que garantiza que se cumplen los requisitos propuestos.

Un control estricto es muy difícil técnicamente, aunque implicando a la industria pesquera e instituciones públicas se puede encontrar la forma adecuada y viable de conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
2016 Diseño web